El impacto de blockchain en el sector del turismo


La blockchain sigue ocupando los titulares de las noticias, pero ¿qué es exactamente y cómo impulsará el cambio en la industria de viajes? Una blockchain (cadena de bloques) es un libro de contabilidad distribuido de registros ordenados en lotes de datos, llamados bloques, que usan validación criptográfica para enlazarse entre sí.

En pocas palabras, la blockchain implica cada bloque hace referencia e identifica el bloque anterior formando una cadena ininterrumpida, de ahí el nombre. Sin embargo, lo inteligente es que el libro de contabilidad no se almacena en una ubicación maestra ni es administrado por ningún cuerpo en particular. En cambio, se dice que se distribuye, existiendo así en varios ordenadores al mismo tiempo, de tal manera que cualquier persona interesada puede guardar una copia del mismo.

En el mundo siempre conectado de hoy en día, generar confianza y propiedad resulta fundamental. La blockchain permite a individuos y organizaciones, independientes entre sí, confiar en una misma fuente de información compartida, segura y auditable. Esta es una gran noticia para las compañías de viajes y algo que comenzará a florecer a medida que avance 2018 y más adelante.

En origen, fue un sistema pionero en 2008 para registrar y legitimar las transacciones con bitcoin, la aplicación más conocida de la tecnología de cadenas de bloques hasta la fecha y una moneda bien establecida aceptada globalmente por muchas marcas líderes, incluyendo Microsoft y Expedia.

Sin embargo, el potencial de blockchain no se limita a las criptomonedas ni a la industria financiera, sino que es aclamado como la nueva Web 3.0 con el potencial de modificar muchos sectores, incluyendo las compañías de viajes. Un área de modificación serán los contratos inteligentes que ayudarán a intercambiar dinero, propiedades, acciones o cualquier cosa de valor de una manera transparente y libre de conflictos, evitando al mismo tiempo los servicios de un intermediario.

La economía colaborativa ha florecido con Uber y Airbnb. Sin embargo, los usuarios tienen que recurrir a un intermediario como Uber para acordar un desplazamiento. Al posibilitar los pagos peer-to-peer las cadenas de bloques abren la puerta a la interacción directa entre las partes, lo que tiene como resultado una economía de intercambio verdaderamente descentralizada.

Si tomamos como ejemplo el hecho de tener todas las propiedades hoteleras de una ciudad en una base de datos blockchain, esto significaría que las compañías de búsqueda seguirán siendo necesarias para ayudar a los usuarios a encontrar lo que buscan y ofrecer una lista de hoteles seleccionados. Sin embargo, cualquiera podrá acceder a las habitaciones del blockchain y, por lo tanto, en el mercado habría una mayor competencia en lugar de intermediarios fijando las tasas de distribución.

TUI ya ha trasladado todos sus contratos hoteleros a su blockchain privada. Utilizando contratos inteligentes que se ejecutan automáticamente, TUI puede gestionar y automatizar fácilmente una gran parte de sus plazas hoteleras y la capacidad del hotel entre todos los mercados en los que opera.

Las aerolíneas también están comenzando a participar en la acción, con Air New Zealand explorando esta tecnología para mejorar la eficiencia y seguridad de servicios tales como reservas y seguimiento de equipaje, y con Lufthansa buscando casos de uso para poner información sobre las reservas, los cambios en las reservas y el itinerario del viajero en la blockchain.

Blockchain es una tecnología disruptiva debido a su capacidad para digitalizar, descentralizar, asegurar e incentivar la validación de transacciones. Como con cualquier tecnología nueva, la masa crítica es esencial para su adopción y una amplia variedad de sectores está evaluando la cadena de bloques.

En 2018, la blockchain ocupará nuevos titulares a medida que más compañías de viajes comiencen a aceptar bitcoin y otras criptomonedas como forma de pago. Además, surgirán iniciativas para transformar la forma en que las compañías de viajes procesan y gestionan los pagos y el inventario en línea.

Al usar la arquitectura distribuida y el cifrado para autorizar las transacciones, la cadena de bloques ayuda a eliminar el intermediario, haciendo que los pagos móviles sean más eficientes, rentables y accesibles, incluso para los consumidores que no tienen cuenta bancaria.

En los últimos tres años, se han presentado más de 2.500 patentes y más de 90 corporaciones se han unido a consorcios blockchain. Solo en este año, las iniciativas basadas en este protocolo han recibido más de 2.000 millones de dólares de financiación, sin embargo, esta es tan solo la primera etapa. Espero que esto aumente de manera exponencial a medida que avance 2018, antes de que esta tecnología se convierta en la corriente predominante para 2025.

SAMIR SHAH
Jefe de Market Intelligence en Travelport

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s