Pautas para comunicar la política a los viajeros de forma personalizada (I)

La convivencia de distintas generaciones en la misma compañía (desde la puramente analógica hasta los nativos digitales, como los millennials), e incluso de distintos perfiles de empleados dependiendo de su actitud ante las novedades tecnológicas o ante el viaje en sí mismo exige una cuidadosa personalización de los mensajes y de las estrategias de comunicación. Aquí va unas cuantas pautas para abordar esta delicada tarea.,

 

LA UTILIDAD DE EJEMPLOS Y TESTIMONIOS

  1. Los testimonios de otros clientes o usuarios son un buen refuerzo del mensaje que se quiera transmitir.
  2. Nunca hay que subestimar el valor de compartir buenas prácticas de otras empresas u organizaciones.
  3. Es recomendable publicar datos y estadísticas referidas a objetivos cumplidos y a comportamientos deseados que aquellas que se centran en los puntos de mejora.
  4. El principio del “centro magnético” indica que los que se desvían del comportamiento más extendido, a la larga tienden a acercarse a él. Además, tan pronto se logre una masa crítica aceptable, las nuevas adhesiones se producirán de manera más rápida.
  5. Si el líder no pide opinión a su equipo y el equipo no corrige al líder cuando está equivocado, aumentan las posibilidades de adoptar malas decisiones. Los líderes tienen que promover una actitud crítica y proactiva por parte de los equipos. Las opiniones individuales son bienvenidas.
  6. Los equipos funcionan mejor que las individualidades. La colaboración es más efectiva a la hora de conseguir objetivos.
  7. El aprendizaje basado en los errores cometidos por otros es muy instructivo.

LA BÚSQUEDA DE LA MOTIVACIÓN

  1. Cuantas más opciones se ofrecen, menos motivación hay para implicarse en una de ellas si exige demasiado esfuerzo para entender las diferencias. Sin embargo, añadir una alternativa más, la de “no hacer nada”, impulsa a comprometerse con alguna de las posibilidades que sí implican una acción.
  2. Los avisos o advertencias que se realizan como parte de una política de prevención, sobre todo si se trata de riesgos o de seguridad, siempre tienen que estar acompañados de un plan de respuesta.
  3. Cuando se propone un objetivo, es esencial ir informando de cómo los participantes se van acercando a él. Esto les motiva más para seguir esforzándose hasta conseguirlo.
  4. Los compromisos que se adquieren de forma activa tienen más consistencia que los que se hacen de forma pasiva. Se conoce a la gente por lo que hace, no por lo que deja de hacer. Es bueno fijarlos por escrito y establecer una serie de fases para llegar hasta ellos.
  5. La gente se compromete con facilidad cuando es a largo plazo. En el corto es mucho más difícil. Por eso, cuando se trata de un objetivo en el tiempo, hay que crear un plan de acción detallado (implementation intention). Un solo objetivo, mejor que muchos.
  6. Las personas están más dispuestas a cambiar su actitud en la medida en que sea consistente con sus valores y comportamientos.
  7. El principio de consistencia, es decir, la necesidad de las personas de alinear su comportamiento con las actitudes y acciones preexistentes, se agudiza con la edad.
  8. Es bueno solicitar una predicción de intenciones. Una vez obtenida, es más fácil cumplir con el compromiso.
  9. El papel del abogado del diablo es muy efectivo en ciertas situaciones. Abre la puerta a nuevas ideas, planteamientos y perspectivas.
  10. Admitir pequeñas limitaciones de un producto o servicio, aumenta la credibilidad a la hora de proclamar sus virtudes. Confesamos nuestras pequeñas faltas para convencer a la gente de que no tenemos grandes.
  11. Cuando los fallos en los objetivos se deben a factores internos es más fácil abordarlos que cuando se trata de circunstancias externas. Hay que admitir cuando se comete un fallo, e inmediatamente presentar un plan para demostrar que la situación está controlada.
  12. Nuestro interés aumenta por las cosas que son limitadas, tanto por su cantidad como su permanencia en el tiempo.
  13. Funcionamos mejor y rendimos más cuando estamos descansados. Somos más vulnerables ante las tácticas persuasivas de otros cuando estamos fatigados. Las distracciones también nos hacen más influenciables, aunque sean momentáneas.
  14. La percepción que se tiene de un hecho depende de experiencias anteriores. Todo es relativo. Hay que poner las cosas en contexto para apreciar su significado y valor (perceptual contrast).

 

 

“Convencer al viajero. La psicología de la persuasión en el Business Travel”, es un estudio pionero elaborado por Forum Business Travel en colaboración con Amadeus España. Basado en numerosos estudios sobre la psicología del comportamiento y en entrevistas realizadas a travel managers de compañías con sede o delegación en España, el trabajo desarrolla los 6 principios de la persuasión aplicados al programa de viajes y propone un plan de acción, así como 40 pautas de acción, para que los gestores sepan cómo involucrar a los viajeros bajo una perspectiva de colaboración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s