Nuevas soluciones tecnológicas en los viajes de empresa (I). ¿Qué es una startup?

El mundo de las startups ha conformado un complejo ecosistema en el que la tecnología y la innovación se dan la mano para crear modelos de negocio en ocasiones disruptivos que hacen evolucionar el mercado, aportando nuevas soluciones a las necesidades de los usuarios o, al menos, otras formas de darles satisfacción. Su irrupción en el sector turístico ha sido masiva en los últimos años. Os ofrecemos la primera entrega del estudio pionero en nuestro país realizado por Forum Business Travel, en colaboración con Amadeus España.

Aunque las definiciones pueden ser múltiples y variadas, por lo general, el término startup alude a una empresa con menos de dos años de vida, de base tecnológica o innovadora, con un producto escalable y con un potencial de crecimiento rápido.

Una persona, un equipo o una empresa empiezan con una idea para desarrollar un modelo de negocio o abrir otro segmento de clientela mediante un producto o servicio que puede ser novedoso o disruptivo en el mercado, aunque también se consideran como tales los proyectos que proponen fórmulas y soluciones distintas para las mismas necesidades.

Además de la idea, lo importante para una startup es contar con un equipo equilibrado, de manera que la parte técnica y la comercial tengan un peso bien proporcionado. El buen desarrollo de la solución no es suficiente para llegar al consumidor. Son necesarias estructuras de gestión para encontrar financiación, hacer crecer el proyecto y comercializarlo de forma adecuada.

¿Tiene que ser necesariamente tecnológica?

La tecnología es un aspecto importante en nuestros días, pero no lo es todo. Una startup puede ser una empresa que cree un nuevo modelo de negocio o que ofrezca un producto existente en otro mercado o segmento de consumidores. En todo caso, el concepto de escalabilidad y tecnología están muy ligados. Es más fácil llegar a economías de escala en un proyecto con base tecnológica que, por ejemplo, con un fundamento industrial.

El sector del Turismo

En el Turismo, las startups sí que están muy ligadas a la tecnología. La madurez y receptividad de este sector  abre numerosas oportunidades para crear modelos disruptivos que hacen evolucionar el mercado. Las startups de viajes suelen necesitar poca inversión y habitualmente son rentables a medio plazo.

Quien mucho aprieta…

La solución que pretenda aportar uno de estos proyectos emergentes tiene que ser muy clara. A día de hoy sigue habiendo startups que intentan resolver muchos problemas a la vez. Esta política es, con frecuencia, sinónimo de fracaso. También tiene que saber cómo hacer escalable su modelo de negocio, tanto en su segmento, como en otros, con diferentes clientes o en distintos mercados.

Unicornios y pingüinos

El mundillo empresarial de la innovación empezó a denominar ‘unicornios’ a las startups que en menos de diez años habían llegado a una valoración de 1.000 millones de dólares sin acudir a la bolsa. Según un informe de CB Insights, en 2017 había 197 unicornios, divididos en 13 sectores verticales. Al margen de las cifras, este tipo de compañías lo que consigue es provocar un cambio de paradigma en el mercado con una fuerte influencia en la cultura social. Su perfil se contrapone al de las empresas que repiten patrones de forma gregaria como los pingüinos.

Y en Business Travel, ¿qué?

Las nuevas herramientas para los viajes se desarrollan primero en el vacacional o el consumo particular y en contadas ocasiones llegan al ámbito del Business Travel con soluciones adaptadas. La demanda de los travel manager es que planteen su progresión pensando desde las fases iniciales en las necesidades de las empresas clientes y de los viajeros de negocios. Es cierto que los travel managers tienen menos problemas en introducir estas nuevas empresas cuando ya tienen un nombre en el consumo privado y los viajeros piden su utilización en el mundo empresarial.

El ciclo de vida

El ciclo de vida de una startup empieza a estar muy pautado, desde el momento en que es una simple idea, pasado por la fase de ‘semilla’, las pruebas, las rondas de financiación, el escalamiento del negocio y la expansión, las nuevas rondas de financiación y, con frecuencia, su absorción por grandes grupos multinacionales. Hay startups que pierden parte de su esencia y funcionalidades cuando son adquiridas por otras empresas más fuertes.

FASE SEED / Se desarrolla el MVP (mínimo producto viable) y se realizan tests. La primera financiación es de FFF (Friends, Family and Fools).  Cuando ha conseguido algún resultado puede entrar un business angel.

EARLY STAGE / Implica tener un producto en el mercado y las primeras métricas, con el fin de mejorar el producto y encontrar el canal de captación. La financiación suele ser externa a través de business angels o venture capital.

CRECIMIENTO / Centrada en escalar el negocio de manera sostenible. En esta fase una inversión externa es interesante para acelerar el proceso, pero es importante que ya esté generando flujo de caja estable.

EXPANSIÓN / Es el momento de abordar nuevos mercados. La elección de los lugares de expansión es de las decisiones más críticas. Suele ser imprescindible alcanzar acuerdos con grandes empresas para conseguir la financiación.

EXIT/ Cuando la startup es vendida, ya sea a través de una adquisición por otra compañía o a través de una oferta pública de venta (OPV).

Actores de reparto

En el ecosistema de la startups hay una serie de actores que las van acompañando en sus diferentes fases. Las incubadoras se especializan en los proyectos que están arrancando y les ayudan a evolucionar una idea o un producto. Hay empresas que proponen acuerdos de colaboración para adaptarlo a sus necesidades. En este caso, hace falta mucha inversión por parte de la empresa interesada, tanto en tiempo, como en dinero o en personal. La mayoría no tiene esta capacidad.

Las aceleradoras acogen a las startups que están más maduras para entrar en la fase de escalado. Es la ocasión de buscar inversores para dar el impulso, tanto en dinero como en espacios, oficinas, etc. Hay aceleradoras de distintos tipos, que actúan en distintas fases, incluso cuando la startup ya está bien posicionada en el mercado y necesita nuevos fondos para crecer. En este caso es cuando acuden a los fondos de inversión y ya empiezan a volar en solitario, aunque algunas aceleradoras también invierten.

Cuanto más maduro está el sistema emprendedor, como ocurre en Estados Unidos, más tipologías de aceleradoras surgen, porque también se especializan. Hace unos años apenas había hubs en España. Con el tiempo han ido surgiendo, impulsados por escuelas de negocio, universidad o fondos de inversión.

DESCARGAR ESTUDIO COMPLETO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s