La rutina de los viajes de negocios deja una puerta abierta a la aventura

Los viajes de negocios son todavía convencionales y poco estimulantes para muchos profesionales, sobre todo, si caen en una rutina monótona y apresurada: hacer la maleta, correr al aeropuerto, asistir a una reunión tras otra, comer y dormir en lugares poco inspiradores y volver a casa. Sin embargo, hay pequeñas cosas que se pueden hacer al margen de la rutina, aunque sea tan solo durante un par de horas…

 

Las personas que viajan por trabajo pueden tener la impresión de que no conocen el destino lo suficiente como para convertir un viaje de negocios en una experiencia breve pero inolvidable, se preocupan por las restricciones de tiempo o creen que un viaje de negocios no puede incluir una dosis de aventura.

Puesto que tanto las generaciones más jóvenes como las de más edad lamentan a menudo que sus viajes sean poco atrevidos, ha llegado el momento de hacer algo al respecto. Después de todo, los viajeros de negocios afirman que lo que más les gusta de viajar es la oportunidad de conocer una nueva cultura (50%) o una nueva ciudad (46%). Sigue leyendo

Anuncios

Algunos consejos a las empresas para reducir el estrés de sus viajeros

Los viajes de negocios tienen una amplia gama de consecuencias fisiológicas y psicológicas que, a menudo, se pasan por alto. ¿Te acuerdas de tu primer viaje de negocios? Yo lo recuerdo como si fuera hoy. Era el primero de estas características que realizaba a Estados Unidos y, con toda la emoción que llevaba encima, no me preocupé demasiado de las condiciones del vuelo, los servicios a bordo o los tiempos de tránsito.

Sin embargo, cuando empecé a viajar regularmente me di cuenta de cómo aquellos factores por los que no me interesaba al principio afectaban a mi capacidad para desarrollar el trabajo en la empresa. Entonces, empecé a organizarlos teniendo en cuenta mis necesidades, sin importar el precio o si se producían ahorros, a pesar de que, por aquel entonces, la política de viajes de mi empresa, que era restrictiva y bastante confusa, no permitía mucho margen de maniobra. Más adelante me encontré luchando constantemente por encontrar el equilibrio entre comodidad, cumplimiento y conveniencia.

Encuestas independientes realizadas por dos de las organizaciones de viajes de negocios más grandes del mundo indican que el 87% de los viajeros considera que la calidad de sus desplazamientos profesiones afecta a los resultados de su negocio, y más del 90% cree que las condiciones en que se realizan los viajes afectan a su satisfacción laboral general.

Sigue leyendo